Mi Primera Vez – Museo Dolores Olmedo

Modificado 20 Mayo 2008

Comienzo a enamorarme de mis botas, se están convirtiendo en mis cómplices y en las responsables de irme de pinta y de experimentar y de descubrir. Quizá es esto último lo que mas me gusta, descubrir.

Esta vez el pretexto fue visitar la exposición temporal de Motherwell en el Museo Dolores Olmedo, un museo al sur, muy al sur de la Ciudad de México al que nunca había tenido el privilegio de entrar; sé que últimamente esta frase la he utilizado mucho pero es que de verdad mi vida se ha plagado de primeras veces para muchas cosas y me ha encantado poder compartir mis experiencias con todo mis asiduos lectores, bueno y lógicamente también con los nuevos.

Les agradezco sus comentarios, sus mensajes, sus críticas orales y escritas pero más aprecio que me sigan visitando.

Como iba diciendo, la exposición de arte expresionista de la escuela de Nueva York solo ocupó dos pequeñas salas que se ubican al inicio del museo que son fáciles de recorrer en poco tiempo por ser estas las dedicadas a las exposiciones temporales, pues bien, después de haber cruzado totalmente de norte a sur la Ciudad y además vía metro y tren ligero bien hacia falta dedicarle entonces mas de 20 minutos a un exhaustivo pero brillante recorrido a este lugar.

Lo que primero me impresionó fueron los jardines plagados de hermosos pavo reales de diversos colores y tamaños, en un entorno tan cálido como el que se mostró el día de mi visita, con un cielo azul y despejado en el que lo único que faltaba era un capuchino frío y un lugar con sombra en donde reposar, aunque apenas era el principio del recorrido fue tanto el encanto de los jardines que me hubiera gustado quedarme a contemplarlos el resto de mi vida.

La segunda parte que me impactó fue ver perros xolozcuincles, y me condenarán de inculta pero de verdad yo creí que estos animales prehispánicos estaban extintos, sin embargo se veían muy vivaces y contentos debajo de un árbol frente a los aposentos de Dolores Olmedo, francamente una casa hermosa, abierta de par en par para cualquiera que le guste sentirse parte de su gran acervo histórico, fotos de Dolores Olmedo con personalidades que van desde el Papa Juan Pablo II hasta Salma Hayek, la Doña, Frida Kahlo o bien Carlos Salinas de Gortari, ah! verdad.

La estructura tanto interna como externa de estas habitaciones te dejan con un sentimiento campiresco pero a la vez moderno, con todas esas cosas que no hacen que pierda personalidad, la mesa de mármol, las figurillas que van desde pequeñas serpientes enroscadas hasta enormes representaciones de divinidades orientales, desde piedra tallada hasta colmillos de marfil hermosamente tallados, los candelabros azules y las alfombras rojas, pero quizá lo mas padre, lo mas hermoso sea la habitación, sin palabras.

Los pavo reales acosándote en todas direcciones fue un sentimiento divino, escuchar a lo lejos a los patos hace recordar la niñez. Tercera parada: salas llenas de cuadros de Diego Rivera y de Dolores Olmedo, dedicatorias, colecciones familiares impresionantes e indefinidas que van de época en época como el tiempo lo permita, figuras prehispánicas que contrastaban con la platería utilizada por Maximiliano de Hamburgo, las chimeneas, la cocina, y mas dibujos aquí y allá.

Un camino conduce a otra y a otra sala, cada una con su propia personalidad y su propio esplendor, cuadros inéditos de Rivera pintados desde la casa de Dolores en Acapulco, cada uno representando diferentes ocasos, diferentes colores, diferentes personalidades de un cielo que cambia y cambia como le da su regalada gana, y te imaginas a Rivera queriendo representar su manera de ver las pinceladas hechas por alguien superior en un lienzo mucho mas amplio que el horizonte.

Exvotos hechos en honor de Frida y uno que otro cuadro que ya había visto, sobre todo en la exposición dedicada a esta mujer mexicana en Bellas Artes, y a la salida otro pavo real tan azul que se dio el lujo de posar ante la cámara de esta fotógrafa amateur.

Un suspiro me hacia ver que estaba en las últimas, una sala más con un mural de Diego representando vidas políticas de otros países y otros tiempos que sin embargo seguirían vigentes. Y subiendo las escaleras un dato curioso, Secretaría de Hacienda tiene un programa especial en el que los artistas inscritos en él pueden pagar sus impuestos con especie, es decir que donan material inédito a Hacienda para que este sea expuesto en museos, un dato verdaderamente importante.

Casi se me pasaba, la sala especial dedicada al arte popular mexicano, veramente mareviglioso, con esas típicas calaveritas de papel maché, figuras de barro poblano o barro de Oaxaca, negro, blanco… figuras grandes y otras pequeñas, cada una con el sello distintivo de su lugar de origen y del artista que plasma en su obra su sentimiento, su pensar, su forma de vida, ay esos artistas!!!

Por último, música… música tan divina, pues se presentaba un conjunto musical “Tatevari”, aunque a los pavo reales les espantaba esta música fue un deleite poder escuchar un pedazo de la presentación, digo un pedazo por que no me podía quedar más tiempo, había agotado mi tiempo y como en cualquier pinta hay que cuidar las apariencias.

Después de todo Motherwell me dejó más que un lema “(uno descubre) que el vacío en si, es bello” me dejó un profundo agradecimiento por lograr en mí la curiosidad de asistir a su exposición y de esta manera conocer mas sobre su arte y sobre mi propia cultura.

Por ahora solo me queda la tranquilidad del paseo, las ansias de regresar un día, y la preocupación de que aun hay más museos, mas exposiciones y mas cosas que ver, no por el arte sino por la cultura y por alimentar el espíritu.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s