Babasónicos en Vivo (¿?)

Antes que nada quiero hacer público que de ninguna manera soy fan de los Babasónicos, pero lo que si soy es una persona ávida de conocimiento y de experiencias, aunque esas experiencias pudieran parecer un tanto contradictorias a mi personalidad la realidad es que el ser humano es contradictorio por naturaleza, y lo que no se puede explicar por razón o ciencia se explica por sentimentalismos, esta vez mi sentimentalismo le ganó a mi razón…. Pero no es la primera ni la última vez que ocurrirá eso.

El punto es que los Babasónicos, como ocurre con muchos grupos de música pop de estos tiempos son ídolos de varios cientos o quizás miles de personas alrededor de quizás no del mundo pero si de América Latina, la razón es que al principio como ocurre con muchos grupos estos eran originales y creativos y luego lo que pasó fue que fueron corrompidos por el dinero, la popularidad, las disqueras y la manipulación de los managers, entonces dejaron de hacer música por el placer de hacerla y se adhirieron a las filas del género POP, contracción de POPular, es decir, para la muchachada.

Y resulta que una presentación en el Chango Bar de Cuautitlán es un lugar muy apto para la muchachada, por que es económico, así es como te puedes encontrar gente del norte de la ciudad de México y por supuesto gente que vive en zonas aledañas a Cuautitlán (léase C. Izcalli, Tepotzotlán, Ecatepec, Zumpango, Teoloyucán, blah blah blah).

A pesar de que m experiencia en conciertos y tocadas se limita a unas cuantas que puedo contar con una sola mano esta en particular fue una nueva experiencia, en realidad muchos de los fans asiduos de esta banda cumplen con el estereotipo de la NO Personalidad, es escasa o quizás nula para aquellos que llevaron sus super pantalones ajustadísimos talla doble cero, playeras muy al estilo del vocalista o algunas que mostraban diseños con topografía de los Babasónicos, cabello lacio y de ladito y los infaltables lentes tipo mosca, que lucen bien en algunos pero después de las seis de la tarde es simplemente innecesarios (ni siquiera para conservar el estilo) y vamos! Las chicas tipo Belanova, totalmente carentes de creatividad se llevan los mismos diseñitos a cada concierto o incluso estoy segura que a cada fiesta y reunión social, pero ese es tema de otro blog.

Finalmente y para terminar mi ilustrativa visita a este seudo-circo la impuntualidad y desorganización del mexicano salieron a relucir, los boletos decían acceso a las 8, los letreros en las paredes de la autopista decía que a las 10, finalmente el acceso fue a las 11.30 de la noche!! Para colmo de males y superar el grado de ineptitus y egocentrismo antes salieron a tocar dos bandas, ambas pésimas.

La primera una banda totalmente carente de estilo, todos en el grupo traian estilos de ropa diferentes y que no terminaban de cuajar, porque bien el vaquerito con camisa de cuadros pudo haber pasado por integrante de Banda Limón, la tipa a la que nadie le encontró la función (porque ni siquiera corista era) parecía una seudo- rockstar de los años ochenta y el vocalista, bueno… intentaba arduamente parecer a León Languerri vocalista de Zoé, incluso imitaba la coquetería de aquél galán cuando toma el micrófono hace su cuello ligeramente hacia atrás y cierra los ojos. Gran esfuerzo pero se queda en el intento.

La segunda banda, aunque con personalidad más definida el vocalista era un pervertido, no dejaba de tocarse un miembro, salió con una botella de whisky a cantar un montón de parafernalia (sexo, drogas y rock & roll) y el micrófono fungía muchas veces de juguete sexual, simplemente desagradable.

Afortunadamente desconozco el nombre de ambas bandas.

Para concluir, la gente no fue de lo más cordial con estos grupos musicales, los insultos no se hicieron esperar y como siempre la calidez del mexicano se limita a unos cuantos y se olvida en los tumultos. Gritar, empujar, insultar solo esperando que la banda que querían ver por fin saliera, y salió, al filo de la media noche. Más de seis horas parada, ahora parece un insulto, solo por algunas canciones, en un escenario demasiado alto para ser disfrutable y con la experiencia de que jamás jamás pero jamás una mujer debe subir a un escenario si le dicen que NO, porqué lo hicieron chicas?? Qué se ganaron?? Ser pesacadas como reses en el matadero por unos guaruras gorilones faltos de caballerosidad, y el desprecio de su banda favorita. Esa noche hubiera preferido estar en casa comunicándome con mis amigos en el Messenger y escuchar la única canción que sé y que me gusta de los Babasónicos.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s