MUAC**

Ayer hice una visita a la MUAC, tenía un tiempo paneando ir ahí porque no tenía el gusto de conocerlo, pero hasta ahora se me presentó la oportunidad con objetivo, acompañar a un amigo que hacia una investigación sobre la museografía, un tema que a mi lo personal me gusta mucho, la razón es que a consecuencia de mi participación en una museografía hace casi un año pues no es un tema ajeno a mi, además de que la museografía contiene en sí una ciencia y un arte, el arte de equilibrar cada cosa que se debe presentar.

Bueno, basta de museografía, la MUAC (Museo Universitario de Arte Contemporáneo) se encuentra en el corazón de la zona cultural de Ciudad Universitaria, rodeada de sus brechas llenas de cactáceas y coníferas y la arquitectura del lugar me tiene realmente complacida, no es un museo totalmente cerrado, es decir, sus techos y paredes transparentes la hacen ser un lugar casi al aire libre, lleno de luz y de espacio. Además de aquellos lugares entre las salas lo hacen sentir más como una galería que como un museo, muestra de que en México si se saben hacer bien las cosas cuando en ellas se pone esfuerzo, conocimiento y presupuesto (jajaja).

Así pues, pasamos un rato agradable contemplando las únicas dos exposiciones que se presentaban “petit mal” y “axolotl”. En la primera “petit mal” es un conjunto de ciencia, tecnología y arte, totalmente fascinante, desde el comienzo la muestra de cómo funcionan de manera anormal las neuronas de un cerebro es simplemente sorprendente, quizás mi manera de ver el arte a veces se asemeje mucho a la primera vez que llevan a un niño al museo (mami, y para qué es? Y cómo sirve? Ya viste?? Tiene cables transparentes! Mira, mira! Prende foquitos!!), si! Lo acepto pero no por eso lo dejaré de hacer =)

Muchas de las obras de esa exposición son recientes de artistas mexicanos que decidieron encontrar en la tecnología una nueva expresión del ser, simple y complicado al mismo tiempo, y esas mosquitas robóticas nos persiguen. Además de otros artistas extranjeros, sobre todo ese en un video, ay! El pobre se deshizo de alrededor de 3.000 pertenencias entre las que se encontraban documentos fotografías, obras suyas, ropa, discos y su auto, durante dos semanas montó en una fábrica un desmantelado y deshizo todos y cada uno de los objetos, al final solo quedaron tiras de papeles, telas, deshechos inservibles y como no lo quiso poner a la venta para que no perdiera el fin de ser arte y convertirse en algo comercial el artista no solo se quedó sin pertenencias sino endeudado. Eso es … amor al arte?? Y las mosquitas nos siguen siguiendo.

La segunda exposición es “axolotl” que es de un artista que estuvo viviendo un tiempo cerca de un cuerpo acuífero y los lugareños decían que los ajolotes tenían pulmones porque en determinado tiempo los animales salen del agua y caminan en la tierra y nadie se explica cómo pueden lograr eso. Entonces, el artista decide disecar un ajolote y descubre que… los ajolotes no tienen pulmones y respiran a través de ventosas adheridas a su cuerpo, a partir de eso desarrolla una serie de trabajos como un traje lleno de focos que asemeja el cuerpo humano y su funcionamiento haciendo una comparación con el cuerpo interno del ajolote.

Así terminó la visita del MUAC esperando que sea la primera más no la ultima, y que progresivamente el museo desarrolle nuevas exposiciones que permitan no solo a la comunidad académica sino a todo el público visitar, conocer y explorar el arte contemporáneo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s