Ensor: Arte VS Arte

Creo que ya esta a punto de llegar esa época del año en la que tendré que dejar mis botas guardadas y usar otro tipo de calzado combinado con mucho bloqueador solar, lentes oscuros y a lo mejor una sombrilla roja o una boina de alas anchas… pero en lo que ese punto exacto llega me llevé mis botas a otro recorrido inquietante, arduo, sediento pero meramente artístico y bien merecido, no solo para mí sino para ustedes, ya que tenía varios meses en los que había dejado de lado esta práctica tan fascinante de las exposiciones temporales y los museos, pero de verdad que no me estuve haciendo pato y aunque dejé pasar muchas exposiciones que de verdad hubiese querido ver pues ni modo y como dicen por ahí “una cosa por otra”, bueno sin más preámbulo comenzaré con este blog.

 

 

Esta exposición tiene de verdad una museografía impecable, armoniosa, exquisita, como pocas he visto en la vida, no solo sacaron provecho de la obra del autor haciendo incluso una parte del recorrido un tanto interactiva, sino que además traspusieron la esencia perfecta del artista en dos de sus maneras de ver, apreciar y hacer arte. Esta es la exposición de “Ensor: Arte VS Arte” en el museo Dolores Olmedo ubicado en La Noria, Cd. De México.  James Ensor fue un pintor y grabador belga de finales del siglo antepasado (XIX) del que yo no sabía absolutamente nada, y es que al parecer él propuso un nuevo quehacer multidisciplinario pues hizo lo que todo mundo quisiera hacer, complacer  la crítica y complacerse a sí mismo haciendo dos tipos de arte totalmente diferentes e incluso se podría decir que contradictorios, y es que por un lado en la escuela le enseñaron a usar el óleo de una manera típica, con estética y uso de luz, sombras y colores que podríamos ver quizás en varios de sus contemporáneos pero en su otro arte el grotesco, el carnavalesco, el caricaturesco es en donde reside su verdadera personalidad como pintor pero también como persona que vive en una sociedad de la que no solo es espectador sino también parte de, y cuántos no nos podríamos ver en ese mismo espejo, si me burlo de ti pero también me burlo de mi por que soy parte de lo que tú eres y vives solo por encontrarnos en el mismo plano universal, no esa también parte de ser contraparte del mismo ser humano?.

Además ocurre algo con Ensor que pocas veces se puede ver al ser parte de su propio traslado a la comedia satírica pero sin perder glamour.

Como él mismo se describe no se le puede clasificar como impresionista pero tampoco como caricaturista, es simplemente Ensor tan dramática y contrastante como sus obras y es que si contrapones a la mujer comiendo ostras con por ejemplo la multitud acechada por la muerte no puedes creer que sea de la misma fuente. De verdad vale muchísimo la pena conocer más sobre J. Ensor y la visita al museo vale la pena por si sola.

www.museodoloresolmedo.org

De Martes a domingo

5 pesos nacionales

55 pesos extranjeros

Martes entrada Libre

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s