Visualizar – Decretar

Vamos comenzando un nuevo año, 2011 es para muchos un nuevo ciclo en los que estamos dispuestos a reorganizar y recrear propósitos inservibles de 2 días o un mes, en los que le quitamos su caminadora favorita a quienes han ido todo el año o más tiempo al gimnasio, en los que les regalamos el dinero a los nutriologos o demás doctores; propósitos que ni siquiera nosotros creemos risorios y que aún así “decretamos” y “visualizamos” para compadecernos de nosotros mismos y decirnos una y otra vez que no estamos perdiendo el tiempo (ni las ganas, ni el dinero).
Como cada año, revisaba en mis apuntes los propósitos que me había hecho el año anterior y que sin sorpresa me di cuenta que no cumplí ni la mitad. No he aprendido a manejar, por que según yo eso lo puedo hacer “después” o por que “no he podido” encontrar un buen maestro o los cursos son muy caros, en fin… siempre hay muchas excusas. No me titulé, a pesar de que me puse ferviente de que 2010 sería el año en el que si me titularía y por fin sería licenciada para poder continuar con otros estudios que tengo alineándose en mi cabeza como hormiguitas, una tras otra sin poderse detener. También tenía en mi lista de propósitos para 2010 el cambiarme de trabajo, eso lo logré con el apoyo de alguien que me hizo ver que todos los “peros” que ponía a otros trabajos eran solo oportunidades que dejaba pasar y que cualquiera valía más la pena que el trabajo en el que estaba, incluso así que me aventé a ser secretaria por un mes. No estoy denigrando en ningún momento el trabajo de las secretarias (no me mal interpreten) solo que siempre he pensado que cada quien debe estar con su cada cual y definitivamente mi lugar no es detrás de un escritorio tomando apuntes, no ese no es mi lugar. Descubrí que me gustó más el lugar detrás de un aparador, cotejando información y haciendo planes de compra que en realidad no había soñado pero que ya cuando los estaba haciendo fueron un sueño, claro, un sueño que después de cuatro meses me dejó incapacitada por un fin de semana con la presión baja y un cuadro de gastroenteritis lo cuál me llevó a otro propósito no cumplido… el año 2010 no fue bueno para mi salud y no me quise lo suficiente para evitarlo. Tuve tantas enfermedades como nunca, prácticamente en los últimos 6 meses cada 4 semanas estuve enferma de algo, y todos los doctores, amigos y familiares llegaban a la misma conclusión: estrés. He tratado de no tomarme tan enserio el trabajo que adoro, sin embargo no puedo, cada vez que volteo a mi espalda veo un bonche de papeles interminable que cada vez que pienso que por fin se nivelará vuelven a caer más papeles, es casi increíble que por más que quieras tener algo en orden a veces es sencillamente tan difícil.
Quizás deba seguirme enfocando en lo bueno y en lo que me gusta de mi trabajo, poder seguir conociendo personas y hacerme fan de otras, recibir más gente que tiene conexiones con mis intereses, como alguna vez dije: lo bueno de un día malo es que el siguiente no puede ser peor.
Y no estoy siendo nada pesimista, al contrario, quiero dejar muy claro que 2010 fue uno de los mejores años de mi vida, siempre lo atesoraré en mi memoria como el año que me hizo llegar a este trabajo en el que estoy, que me siguió abriendo puertas en el cine, que me dejó conocer al hombre de mi vida y el año en el que me di cuenta de que esta bien planear pero hay cosas que simplemente tienen que suceder y planear le quita lo divertido a la vida.

Este año leí muchos libros que hablan sobre la visualización de los sueños, de las fantasías, de las metas. Y entendí que para visualizar algo primero debes de “creer” que lo puedes lograr y como siempre lo único que puede hacer que logres lo que te propones es simplemente (simple) la fe que tienes en ti, la decisión que tomaste de hacerlo y let’s do it… hacerlo. Este 2011 no quiero recorrer el pasado, ni quiero saber o adivinar lo que me depara el futuro, no me he hecho ningún propósito por que decidí simplemente vivir lo que vivo, con lo bueno y lo malo, y vivirlo feliz. Estoy consciente de que el tiempo me alcanzará pero también estoy consciente de que nada, absolutamente nada de lo que haga materialmente en este plano me lo podré llevar al siguiente.

¡¡¡Feliz 2011!!!

Una respuesta a “Visualizar – Decretar

  1. WOW!!! AMIGA QUE GUSTO LEERTE Y MIRA QUE BIEN ESCRIBES, LA MEJOR SINTESÌS DE LO QUE SE VIVE … ME ENCANTA TU MANERA DE EXPRESARTE Y QUE EXACTAMENTE LO DISFRUTES Y YA!!! MIS MEJORES DESEOS PARA ESTE 2011 Y QUE LOGRES COSAS QUE JAMÀS HAYAS IMAGINADO TQM …

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s