El denim no está peleado con la seda

¿Han notado que cada vez hacen los pantalones para mujer más justos y a la cadera?

Como dando por sentado que todas las mujeres somos flacas y nos queda bien el pitillo. Pues bien, no estoy de acuerdo. Odio cada vez más el ir a comprarme un par de vaqueros con los que me sienta cómoda.

Para los que me conocen saben que no soy una mujer delgada, tengo mis curvas y me gustan y un pantalón “moderno” con el tiro corto, a la cadera y pegado me hace ver como un cono de helado.

Así que un día me levanté, me estiré y sonreí como todas las mañanas y dije: <<renuncio a comprarme un solo pantalón más>>, pensando ingenuamente que buscar un vestido o falda sería más fácil que unos jeans. Error. Buscar un pantalón o un vestido no es más fácil, de hecho, es más complicado. Sobre todo si cargas con traumas y prejuicios familiares y sociales (como los que yo traigo cargando a veces).

Mis piernas son muy blancas y (los que han tenido el privilegio de verlas no me dejaran mentir) soy propietaria de unas piernas dignas de una mujer de mediados del siglo pasado, en los 50’s pudieron ser la envidia de Marilyn Monroe. Por lo tanto mis vestidos o faldas no pueden ser muy cortos (y menos andando en el transporte público de la ciudad más grande del mundo). Y entonces te encuentras con que las faldas no están exentos de los mismos principios que los pantalones, cortos y a la cadera. Además de que no van con cualquier tipo de zapato lo cual lo hace todavía más complicado. Y al final mi decisión “fácil” se convirtió en un martirio. ¿Pero qué es lo que lo hace todo esto tan complicado?

La forma del cuerpo, la estatura, el color de la piel, la personalidad, que si esto, que si lo otro, lo pesado de la tela, lo que esta de moda, si está transparente, largo, corto, el precio, la marca, blah blah blah, el caso es que al final uno se tiene que dividir en dos; en lo que quiere vestir y en lo que puede vestir.

Por fin me decidí por un vestidito, sencillo, negro, no muy largo y no tan ceñido al cuerpo. La gente a mi alrededor cambió con simplemente un atuendo diferente, la gente que había visto siempre de una manera inconsciente (como mis vecinos) ahora me daba cuenta de que me miraban, en la calle tanto hombres como mujeres volteaban a mirarme y escrutarme todo el outfit. Las mujeres en general me miraban feo, como si fuera una indecente al traer algo que en el fondo yo sabía ellas hubieran querido traer puesto y los hombres me ayudaban a bajar del transporte, me dejaban pasar primero, me ayudaban y sonreían, caray! Todo un cambio de comportamiento! Y entonces una mujer a la que yo admiro mucho me dijo que era por que los hombres vestir con vestido equivalía a ser femenina en cambio el traer vaqueros equivalía a ser feminista. Por favor! Todavía se usa eso de ser feminista? Nunca he conocido a una feminista radical… ni siquiera sé si he conocido a alguna feminista!! Siento que es como un término parecido a la homofobia o cosas así, al fin y al cabo estamos en una sociedad machista, pero tampoco he conocido a ningún “macho” radical, al final a todos se les hace pequeño cuando una mujer trae pantalones, pero yo no quería hacer de mi atuendo un punto de partida para una discusión sociocultural. Aunque resulta que la vestimenta en sí, ya es un producto de los movimientos socioculturales por que, ¿de qué otra manera se empezarían a fabricar pantalones a la cadera y ajustados? Al final, esa fue la razón de mi búsqueda… y ¿saben qué? No me gusta, uso jeans no por que no me sienta femenina sino por que de hecho es mucho más femenino (y cómodo, y sexy) que traer vestido.

P.D.: ¡¡quiero un pantalón!!!

A partir del siguiente mes se publicará una revista virtual llamada Macchiato Magazine, un proyecto de esos que ahora están muy de moda y el editor me invitó a participar, lo cual agradezco. Pero no en la columna de cine, sino en el de moda… extraño pero cierto, lo cual me da un nuevo giro, que aprovecharé y espero que ustedes también y lo lean a partir del 5 de junio en http://blogspot.com/macchiatomagazine-moda

Una respuesta a “El denim no está peleado con la seda

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s