Vapor…

A quién no le gusta ver llover? Ese placer interno que provoca el olor previo a la primera gota sobre la piel, ese mimetismo que uno siente al contacto con la lluvia fría, la liberación que explota de dentro al correr.

A quién no le gusta nadar? Sentir que te ahogas los momentos previos cuando estás comenzando a aprender a patalear, a sentirte perdida y encontrada cuando simplemente flotas en medio de una alberca o en la orilla del mar. La nostalgia que se presenta cuando uno simplemente no se siente presente en donde se encuentra físicamente.

Quién nunca ha llorado? Cuando estás a punto de cerrar los ojos para que esa primera lágrima se derrame simplemente por placer o por coraje. El alivio interno que convive cuando por fuera no has secado las lágrimas. La presión en el pecho de un anuncio arrebatado por un momento.

Quién no disfruta bañarse? sentir el agua caer precipitadamente por la espalda, poder ver como poco a poco tu piel cambia de color por el calor del agua, sentir como recorre cada músculo, cada rincón, cada poro, cada célula. Quién no ha querido salir nunca de la regadera o de la tina? hundirse ahí, fundirse con el agua, irse y volver transformado….

Quién no siente que se le va el alma cuando contempla el mar o un lago? La simpleza de esos cuerpos, pero la maravillosa complejidad de todo lo que habita en ellos.

Quién no ha disfrutado de salpicarse en un charco? Sin importar nada… eso es nada, por que la vida se te va…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s