El arte de uno mismo

 

Hoy estaba revisando algunos de los primeros blogs que hice, de lo que se trataban, la manera en que los escribí, los comentarios que me hicieron al respecto. Es un ejercicio que me gusta hacer de vez en cuando por que me ayuda a ver mi propia evolución y desarrollo respecto a la redacción. No sé si sea mi don pero de que me gusta, me gusta… y mucho.

Cada vez que hablo de dones recuerdo mucho cierto pasaje de la Biblia, es una historia bastante rara de hecho, es sobre un jefe dueño de muchas tierras que se va y deja al mando a 2 de sus siervos, a cada uno le da 5 monedas de oro. Después de un tiempo vuelve y le pide las monedas a los siervos, uno de ellos le dice que las enterró y se las devuelve. Y el otro le da más monedas de las que él le dio, le dice que las uso para invertir y de ahí le pudo devolver sus 5 monedas y unas más. O algo así va el pasaje, el chiste es que a mi siempre me quedó la duda de qué me quería decir esa historia, con eso de que nada es claro y todas son parábolas, y después le di mi propia interpretación. Son dones que la vida nos da y podemos decidir si usarlos o no. Los que no los usan, no pasa nada. Pero los que los usan pueden hacer cosas extraordinarias. Y esos dones o valores pueden venir disfrazados de mil maneras, por eso hay genios de diferentes índoles. Por ejemplo Da Vinci fue de todo, pintor, músico, director de teatro y en casi todas sus disciplinas triunfó excepto en una… durante un tiempo abrió un restaurante vegetariano y ¿qué creen? No fue redituable. Jobs triunfó con Apple pero él jamás diseñó una sola de las máquinas, sin embargo su don era ser empresario, más que ser empresario mercadólogo. Muchos de los diseñadores que conozco como mi hermano o Gabi Fventes comenzaron desde muy pequeños a dibujar, es su don. Y así podemos seguir la lista con fotógrafos (como Irving Penn), escritores (como Charles Dickens), chefs, físicos, químicos, arqueólogos, historiadores, detectives, arquitectos, músicos, poetas, curanderos, médicos, profesores… hay de todo, cientos y cientos de dones, creando un mundo a cada paso. Bueno hasta para ser político uno tiene que tener don, aunque sea el don de ser o hacerse pendejo pero un don.

Uno de los dones que más me gustan son los que tienen las personas para realizar cosas extraordinarias con objetos simples, y más aún ese don del Hazlo Tú Mismo. Es fascinante como algunas personas son capaces de rediseñar algo más, lo que sea, personificarlo, tomar una idea de crearla aparentemente de la nada, y hay tantos y tantos videos en youtube de gente que se dedica a eso. A encontrar la manera de hacer ciertas cosas y mostrarle al mundo cómo hacerlas para ahorrase hasta el 90% de lo que se pudieron gastar comprándolo hecho. Anillos, pulseras, collares, aretes, ropa, sombreros, tocados, planificadores, organizadores. Aunque la verdad no es algo nuevo, ya que desde hace algunas décadas a las mujeres les enseñaban vía libros, revistas o programas de televisión como hacer ciertas cosas, y es que en los 50’s las amas de casa no tenían otra cosa qué hacer más que estar en casa y cuidar a los hijos, los libros de esa época y de décadas antes están llenos de fórmulas y tips de cómo incluso tapizar un sofá. Pero la técnica del DIY no fue conocida así hasta la década de los 80’s cuando los punks en contra del capitalismo  comenzaron a hacer ellos mismos sus ropas y aplicaciones. Y ahora no solo es una moda, es todo un estilo de vida.  Pero bueno… para todo hay límites, se tienen qué tener ciertos conocimientos, o si no les pasará como en Mejorando la casa, en vez de construir terminarán destruyendo. Ojo con eso.

Y acaso ir un poco más allá de lo que el DIY te permite y dar vuelta a las cosas usándolas de otra manera. Así que antes de tirar algo a la basura medita si de verdad es basura, quizás el teclado de tu computadora vieja pueda ser un hermoso adorno en tus dedos. Uno nunca sabe.

Yo, por mi parte seguiré en busca de mi don.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s