Obsesión del momento… Lilith

Hace como un mes, cuando todo mundo andaba loco con lo del 11 del 11 y que esperaban una catástrofe, el fin del mundo, la tercera guerra mundial, etc. O nos pedían que pidiéramos un deseo a las 11:11 horas, ese día que se calló otro helicóptero del Gobierno Federal, ese día… me quedé pensando un poco sobre cómo es que la mente es tal vulnerable a ciertas cosas, nos preguntan sobre si alguna vez hemos sentido inflamación estomacal por comer pera y de pronto ya no queremos comer pera, o nos sugestionan con un número y de pronto todo va alrededor de ese número, o nos vaticinan la tercera guerra mundial y de pronto China y Estados Unidos piden que nos preparemos, o cosas así…. Yo que sé. El chiste es que mi me pasa muuuuuuuuuuuy seguido, escucho hablar de un tema y (por lo regular) ese tema comienza a aparecer en todos lados, internet, televisión, revistas, radio, imágenes en la calle, la plática de alguien en el transporte… o quizás es que esos temas siempre han estado ahí rondando pero hay momentos precisos en los que llama la atención. Yo los llamo “obsesiones del momento”.

Mi obsesión de este momento es una mujer, ustedes ya saben que me gustan, de verdad, me gustan. No en el complejo gusto que ustedes pueden llegar a pensar (no sean sucios) sino simplemente porque no hay criatura más perfecta que la mujer, ni más bella tampoco. Somos todo un mundo complejo atrapado un cuerpo, y la admiración que siento por más de una mujer no se puede representar en solo una figura, sino en todo un concepto. Y ya con esta mega introducción es más fácil saber de qué va esta entrada de blog, ¿cierto? ¿Cuál fue mi sorpresa de católica, romana y apostólica cuando me enteré que Eva no fue la primera mujer de Adán?… Me impacté profundamente, ahora resulta que desde el inicio (bíblico) de la humanidad ya estábamos condenados al fracaso, mal presagio y como siempre el hombre (como género) es el encargado de satanizar la figura femenina y ¿por qué? Porque nos aman y al mismo tiempo nos temen (ay ay ay, ok, dejaré de fumar de esa y seguiré con el blog). Pues sí, resulta que Eva viene siendo algo así como el segundo aire de Adán, y entonces quién fue la primera… pues Lilith. Lilith cuyas raíces significan aire fue hecho al mismo tiempo que Adán, bajo los mismo preceptos que él (ya saben, polvo, aliento de vida, etc.) ¿Y de dónde estoy sacando tanta jalada? A pues de la cultura pagana, esa que casi nadie pela porque esta disque mal vista y que a cualquiera que hayan educando bajo los términos de la Iglesia Católica puede ser que jamás sepa de algunos pasajes, como éste que fueron borrados de la Biblia Católica, pero sin embargo los judíos y otras culturas y religiones tienen más o menos presente. Y es que después de que Adán le pidió a Lilith tener relaciones para, ya saben, procrear, y le pidió 8de la manera más atenta, por supuesto) que ella se pusiera abajo, a lo que ella se negó, alegando que si eran hechos de la misma manera deberían de tener los mismos derechos y la misma posición en el acto sexual. Uffa, esta chica no se andaba con rodeos y claro machín machín Adán se encolerizó y la quiso tomar a la fuerza, pero como ella tenía sus mañas (como toda buena dama) pronunció el nombre mágico de Dios y voló lejos de Adán y lejos del Edén. Pero es que esto tiene una historia más profunda por que el que la historia de la humanidad (bíblica repito) nos esté mostrando una situación así desde el comienzo es ya para ponerse a llorar, por un lado tenemos el mundo color de rosa que la sociedad quiere aparentar (el Edén), el hombre que en teoría mantiene la casa, trabaja, etc. Y que por otro lado es un lujurioso que se escuda bajo el sello de Dios dice que hay que reproducir la estirpe (pues claro como él no va a cargar a las criaturas), y por el otro lado la mujer que no está bajo el yugo de él porque se sabe igual, y ser igual corresponde a muchas cosas más allá de los derechos dentro o fuera de la cama. Me van a decir que yo qué sé si solo tengo 25 años, ah pues, tengo un amplísimo conocimiento de nuestra historia. Las mujeres hemos querido igualdad desde tiempos inmemorables, aunque sabemos que no se pueda, por qué no se puede…. Por 2 hechos, física y biológicamente no somos iguales y nuestros roles como especie y género son distintos. ¿Ven por qué la belleza de la mujer me atrae más que la del hombre?

Después de que Lilith sale del Edén llega cerca del Mar Rojo donde conoce la lujuria, el desfogue, la pasión, pero no con cualquiera sino con demonios. Ahora resulta que los demonios son más caballerosos que Adán, porque así como nos pintan a Lilith, no creo que ella haya querido entrarle con cualquiera, ¿ven por qué dicen que más vale el Lobo feroz que te vea mejor, te huela mejor y te coma mejor? Todo, todo, ABSOLUTAMENTE TODO en esta vida tiene su por qué, y como dicen las abuelitas “Solo Dios sabe por qué las cosas”. Pero todavía hay más, ya como “nadie sabe lo que tiene…” hasta que se lo co…me alguien más Adán va de niñito puchero con Dios, como macho a las faldas de su mamá, y le pide que haga volver a Lilith (aaaay, ahora si ¿verdad?) Pero dicen las malas lenguas (o sea, la cultura pagana) que Adán fornicó con todas las hembras y como no encontró placer por eso le pidió a Dios que le devolviera a su pareja, pobrecillo él. Dios, muy lindo y comprensivo él envía a 3 ángeles, cuyos nombres son impronunciables, para que vayan por Lilith y ella se niega rotundamente a volver con Adán. Los ángeles tenían órdenes muy estrictas, o vuelve o le matan a las criaturas… y ella prefirió su destino fuera del Edén. Como les decía, la imagen de Lilith está muy satanizada, no solo prefiere quedarse lejos de Adán, también proclama que por cada 100 hijos de ella que mueran 100 de Adán serán matados. Y de ahí provienen un sinfín de mitos sobre esta, la primera bruja, la primer demonio, la primera vampiresa. Y todo por un hombre. Aunque miren que ya después de esto, a Adán tampoco le va muy bien, por que como ya saben, le dan a su Eva, su esclava sexual, su sirvienta, su criada, su sombra (porque qué no se haga, para eso la quería, para que no fuera infeliz), y también tonta. Qué dichosa hubiera sido la humanidad con una madre con pantalones como Lilith, sin embargo nos tocó la imagen sumisa de Eva y miren las consecuencias, siglos después y aún tenemos tabúes corriendo por nuestros tiempos, sobre la figura femenina. Y Eva cae en la tentación del fruto prohibido y se lo da a Adán, que de nuevo nos decepciona, lejos de portarse como hombrecito le echa la culpa a Eva de haber consumido de dicho fruto, que a ciencia cierta no se sabe que haya sido una manzana o no. Y por dicha causa los dos Eva y Adán van a dar fuera del Edén. Y ambas, tanto Eva como Lilith tienen un futuro parecido, el de tener que esconder a su estirpe…

Ya sé, nada alentador. Pero si pudiéramos ver más allá y en ese vasto futuro de las mujeres también podríamos ver las vidas de Marie Curie, o de Mary Henriette Kingsley, la vida nos ha mostrado que no hay por qué señalar nada. Sin embargo es cierto que la historia de Lilith nos deja algo, una cosquilla, un no sé qué que nos hace ver que no solo las buenas valen ser recordadas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s