Desde Australia hiperrealismo que impacta

Cumpliendo puntualmente (bueno… no tanto) a mi cita en el Museo del Antiguo Colegio de San Ildefonso (uno de mis museos favoritos de la Cd. de México), me encontré con que la fila llegaba hasta la librería Porrua, llegaba media cuadra a la vuelta y regresaba!! Increíble, jamás me había tocado hacer fila en el ACSI, en el de Antropología sí, en Bellas Artes también, pero en ACSI jamás!, lo cual me hace sentir feliz. Aunque me haya tenido que formar durante casi una hora.

Mi primera parada en esta visita fue la exposición de Ron Mueck, dejenme decirles que la mayoría de los formados eran estudiantes, y por la forma de vestir estaban entre la prepa y estudiantes de artes visuales, fotografía, ciencias de la comunicación y cosas asociadas… caray chicos!! ¿de verdad tienen que tener una tarea para ir al museo? en fin.

Aunque me pareció que faltaron más muestras de su trabajo, me la pasé muy bien, el recorrido fue interesante, y uno de los guías fue muy amable, la otra casi no. Se les nota cuando aman su trabajo, como siempre aplausos para los museografos de San Ildefonso, realmente saben aprovechar su espacio.

Autoretrato de Mueck dormido y el primer Guia

Mujer con palos

Ron Mueck es originario de Australia pero reside en Londres, su trabajo se desarrolla entre arcilla y polímeros como silicona. Sus obras son siempre a escala, mayor o menor que las del promedio. Y el cabello que utiliza es natural!!! Y tiene que insertar uno por uno cada cabello. Realmente eso me hace recordar lo que decía Alonso Arreola: si no amas el proceso de lo que haces no amas lo que haces.

Lo de hiperrealismo viene de la forma en la que cada obra suya explota lo real, cada vello, cada lunar, arruga, pliegue, incluso el color y textura de uñas de pies y manos, todo absolutamente todo es más real de lo que se aprecia. Cada detalle es magnífico, y es muy woooow impresionante! Esa es la palabra Impresionante!!!

Al final del recorrido hay un video especial en el que podemos apreciar el procedimiento de Mueck. Primero la idea, el modelo a escala, la inspiración, arcilla, mucha arcilla y luego lo impresionante, comenzar a recrear el modelo en la dimensión real.

Cada pincelada es crucial para formar el efecto, recubrimientos, capas y capas de materiales especiales para poder sellarlo y formar un molde. Cuando ese molde se abre se destruye gran parte del modelo, pero es donde lo genial comienza a tomar forma, con un micropincelito Ron se pone a cubrir cada milímetro de la obra. Y después el color que va a tomar toda la obra comienza a salir, cada detalle, lo más rosado, o lo más amarillento… puff!

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Después más detalles, los cabellos, el sudor o las lágrimas, todo es perfecto.
Sin lugar a dudas una de las exposiciones más impresionantes y fantásticas que he visto.

Pero como les dije anteriormente, como que me dejó picada…

Post similares:

Un Brasileño muy creativo
Una visita-dos exposiciones

Una respuesta a “Desde Australia hiperrealismo que impacta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s