Yo reprobé Educación Física | I failed Physical Training

Mi mamá me decía los primeros días del comienzo de las Olimpiadas que hubiera querido una hija que compitiera, la miré y le dije: “mentira, si eso hubieras querido, no me hubieses sacado de natación”, yo soy buena nadando, de hecho en pocos lugares me siento tan cómoda como cuando estoy cerca de un cuerpo acuífero, el primer día que me metí a una alberca el profesor me saltó de nivel, pude haber logrado cosas, pero no fue así, ya no importa. Después ya no volví a ser buena para nada, tanto en la secundaria como en la prepa fui malísima para deportes o educación física. En la secundaria mi profesor estaba panzón (cómo alguien más gordo que yo pretendía ponerme en condición física?) cada año era lo mismo futbol y basquetbol, guácala, dos deportes que odio. En teoría soy muy buena, me sé las reglas y todo lo demás pero en la práctica soy pésima, los juegos de equipo no se hicieron para mí, soy mejor valiéndome por mi misma, gracias. En la prepa, el profesor no era panzón, era muy delgado y alto y se creía un galán solo por que algunas niñas lo veían como un Adonis, mentira! El tipo estaba feísimo, con una nariz que fácilmente podría confundirse con una aleta de tiburón si nadaba boca arriba!! Él al menos nos enseñó algo más que fut y basquet, nos enseñó voleibol.

Mi papá estaba fascinado por que yo aprendiera voleibol, la razón es que se empezaba a preocupar de que su querida princesa no alcanzaba ni el metro y medio de estatura y como falló rotundamente al quererme involucrar con el basquet vio una luz de esperanza cuando le dije “papá, creo que entraré al equipo de volei de la escuela” y eso no era una mentira, solo que el equipo estaba dominado por 3 chicas a quienes apodaron “las voleiboleras”, las 3 eran de medio buen ver, e incluso ponían de pretexto el volei para faltar a algunas clases, de cualquier manera era bien visto que alguien se les uniera, pero ellas no admitían a cualquiera y al final terminaron por no aceptarme, ¿la razón? casi golpeé a una chica en la cabeza con el balón jugando fuera de la cancha y fuera de las horas de práctica, ellas lo vieron como algo indigno de una deportista, ¿cómo le llaman a eso?… ah si! conducta antideportiva. Hmmm, pues ni modo.

No fue lo único que me llamó la atención durante la preparatoria, pues las bastoneras también era un equipo muy selecto de chicas, pero como yo en esa entonces era talla 13 difícilmente me involucrarían en una disciplina (que ni era deporte) solo por que las quinceañeras se creían mejores que el resto de las plebeyas. Lo siento, creo que siempre he sido del montón.

Entonces por un lado las discilpinas que me pudieron haber ayudado eran manipuladas, los profesores fueron incompetentes y mi físico no estaba ayudándome en nada, resultado: más de una vez tuve que hacer actividades extracurriculares para poder aprobar el bimestre en Educación Física, ya fuera cargar los balones de un lado a otro de la portería, pintar las líneas del patio de juegos o incluso aportar dinero para unas nuevas porterías de fut.

En la desesperación de mi peso y estatura mi papá aprobó que me metiera al gimnasio más cercano a la casa, y los muy inútiles instructores me pusieron pesas!! PESAS!!! yo ignorante y ellos ineptos… a dónde ibamos a llegar? por suerte mis papás se dieron cuenta de que lejos de adelgazar o estirar mi espalda se estaba haciendo algo cuadrada y me estaba quedando sin cuello, justo por eso días un grupo de amigas me invitaron a ser parte de su equipo de tocho.

Para quienes no sepan qué es el tocho, es básicamente americano pero sin contacto físico, en vez de llegar a “taclear” a alguien le quitas unas banderitas que cuelgan de su pantalón. Dije que sí, pero el resto de la liga femenil tenía jugadoras de metro ochenta y pues tristemente mi equipo me dejó en la banca en más de un encuentro. ¿Saben? es muy triste y frustrante ser parte de un equipo en el que no te tratan como parte, entrené igual que las demás, el mismo tiempo bajo las mismas condiciones y entonces ¿por qué no me dejaron jugar? bueno por qué era muy pequeña y tenían miedo de que saliera lastimada, en la banca igual me lastimaron… pero no físicamente.

Después de eso no quise saber nada de los deportes, hasta que años después (casi 5 años después) me volvieron a invitar a jugar tocho, me di cuenta que la mayoría del equipo no rebasaba el metro sesenta de estatura así que el factor “quedarse en la banca” se disminuía bastante, y así fue, jugué dos temporadas pero creo que ya me había probado a mi misma bastante y decidí que de todos modos los deportes seguirían siendo parte de mi vida, como dice Nietzche uno no puede ser solo un gran oído o una gran boca, es parte complementaría de un todo y el cuerpo lo es igual… pero quizás yoga sea la opción para mí… no?

My mom told me the first day of the Olympics that she wanted a daughter to compete, I looked and said, “lie, if you had wanted, you wouldn’t swim me out,” I’m good at swimming, in fact in few places I feel so comfortable as when I’m near a aquifer body, the first day I went to a pool the professor jumped level at me, I could have done things, but not, it does not matter. After I became no longer good for anything, both in secondary and high school I was terrible for sports or physical education. In secondary my teacher was paunchy (how someone fatter than I wanted to get me in shape?) Each year was the same football soccer and basketball, Yuck, two sports that I hate. In theory I’m very good, I know the rules and everything else but in practice I suck, team games were not made for me, I’m better by myself, thank you. In high school, the teacher was not chubby, was very thin and tall and thought he was a heartthrob just because some girls saw him as an Adonis, lie! The guy was ugly, with a nose that could easily be mistaken for a shark fin when swimming on his back! He at least taught us more than soccer and basketball, volleyball taught us.
My father was fascinated by me to learn volleyball, the reason is that he was beginning to worry that his beloved princess could not get five feet tall and as he flatly failed to engage with the basketball he saw a glimmer of hope when I told “Dad, I think volleyball team will come to school” and that was not a lie, only that the team was dominated by 3 girls who nicknamed they “the voleiboleras” the 3 were half good-looking, and even put volleyball in excuse to miss some classes, however it was well seen anyone join them, but they did not admit to any and finally ended up not accepting, the reason? I almost hit a girl in the head with the ball playing off the court and outside the hours of practice, they saw it as something unworthy of a sportsman, how they call that? … ah yes! unsportsmanlike conduct. Hmmm, so be it.
It was not the only thing that struck me during high school, as the cheerleaders was also a very select team of girls, but like me at that time was hard for me size 13 would involve a discipline (which was neither sport) just because the Quinceañeras are believed better than the rest of the commoners. Sorry, I’ve always been part of  lot.
So on the one hand disciplines I could have helped were manipulated, the teachers were incompetent and my physique was not helping me at all, result: more than once had to do extracurricular activities in order to pass the first two months in physical education, whether loaded balls side to side of the goal, painting lines on the playground or even provide money for a new soccer goal posts.
In despair of my weight and height my dad passed me to get to the gym closer to home, and put me very useless weight trainers! WEIGHT! I ignorant and they inept … where we were going to get? luckily my parents realized that far from losing weight or stretch my back was doing something square and I was running out of neck, just that day a group of friends invited me to be part of their “tocho” (billet) team.
For those who do not know what the billet, is essentially American futball, but without physical contact, rather than get to “tackle” someone you take away some flags hanging from hers pants. I said yes, but the rest of the women’s league players was six feet tall and as sadly my team left me on the bench in more than one meeting. Do you know? is very sad and frustrating to be part of a team which does not treat you like part, I trained like the other, the same time under the same conditions and then why not let me play? good for what was very small and were afraid to come out hurt, on the bench just hurt me … but not physically.

After that I did not know anything about sports, until years later (almost 5 years later) to invite me again to play  billet, I realized that most of the equipment did not exceed half feet tall so the factor “stay on the bench “is decreased enough, and so, I played two seasons but I think I had tested myself and I decided that enough anyway sports would remain part of my life, as Nietzsche says you can not just be a great ear and a big mouth, is part of a whole and complement the body is the same … but perhaps yoga is the choice for me … isn’t?

2 Respuestas a “Yo reprobé Educación Física | I failed Physical Training

  1. La clase de Educación Física fue mi talón de Aquiles durante mi infancia y fue debido a que yo sufría de asma. De verdad era una tortura, no podía correr, saltar y hacer lo que los demás niños hacían. Se burlaban mientras yo me moría asfixiada por mis pulmones inflamados. Pero ya en la secundaria fue menos doloroso, empece a imponerme ante los profesores y me iba a un rincón a fumar con otros de grados más altos. Mi condición física no mejoró es deplorable pero el asma desapareció, nadie me cree pero desde que empece a fumar no he vuelto a tener otra crisis. Eso sí no me pidas que corra más de una cuadra porque se me salen los pulmones y el corazón.
    A mi si me gusta el fútbol, pero sólo jugarlo, verlo en la tv me aburre horrores. Juego siempre y cuando los contrincantes sean hombres, soy muy agresiva y no me gusta lastimar a otras chicas.
    En si los deportes me gustan, pero de lejitos, por más que quiera no puedo practicarlos. Que mal que en los equipos te hayan dejado fuera, a mi no me molestaba porque prefería mil veces estar sentadita leyendo en alguna sombra a estar agotada y sudando bajo el sol.
    Saludos

    • En serio? eso es más feo! Me molesta que a esa edad se burlen sin saber qué es lo que verdaderamente pasa, y es por que en general hay una mala educación de respeto, y más a esa edad en donde los padres no saben qué hacer y optan por golpear o no hacer nada. Al menos ya estás mejor y esas cosas que pasamos son parte de nuestro carácter, de cualquier manera creo yo no cambiaría nada de lo que hice por que me hace ser quien soy :D Saludos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s