Exposición Edvard Munch Palacio de Bellas Artes | Exposition Edvard Munch Palace of Fine Arts

Munch quizá es uno de los apellidos más apegados al inconsciente colectivo… es como cultura general, sobre todo por una de sus obras: El Grito, obra que no hace mucho tiempo estuvo en las noticias internacionales por venderse a un coleccionista por una suma estratosférica.

El Palacio de Bellas Artes junto con el MOMA de Nueva York nos trae una colección de obras de Munch (obviamente sin el Grito), para quienes no estemos ligados a la pintura o que no conocemos ni de Munch ni del expresionismo ésta es una muy buena oportunidad de acercarse a la corriente y conocer un poco más de éste pintor Noruego de finales del siglo XIX.

Dentro de la exposición Edvard Munch simbolismo gráfico Obras maestras nos presentan la línea de vida de Edvard, un hombre que en su vida le tocó sufrir desde muy temprana edad la pérdida, la muerte, la soledad y la enfermedad. Y que pudo plasmar su sentir a través de la pintura, el dibujo y el grabado su sentir puliendo sus sentimientos a partir del conocimiento psicológico. Bien decía Freud que la principal manera de curar un trauma es haciéndose consciente de aquello que lo genera  y no mentirse así mismo de lo que quiere hacer o sentir, Munch tenía ese conocimiento, sabía que su pesar estaba bajo el efecto del amor, los celos y la muerte.

Algo que me causó mucha expectativa de la exposición de Munch era ver la manera en la que dentro de sus obras se repetían ciertos símbolos, y después te explican que él entendía la perfección de su arte en la repetición, dice Roxana Romero Muñoz dentro del folleto de la exposición:

La incansable búsqueda por reflejar en sus obras aquella primera impresión del sentimiento, implicó que elaborara diferentes versiones de una misma pieza. Para él los temas no se agotaban en una pintura, por lo que convirtió la repetición en un principio estético.

De nuevo la ausencia de colores en la sala y la deformación de las figuras me mantuvo algo estresada mientras recorría la recorría. Aun así me fui con un buen sabor de boca de la exposición, esperando volver a la calle en donde las figuras eran como debían ser.

Portada del folleto Edvard Munch

Munch is perhaps one of the last names attached to the collective unconscious… is as general culture, especially by one of his works: The Scream, a work which not long ago was in the international news to be sold to a collector for a stratospheric sum.

The Palace of Fine Arts along with the MOMA in New York brings us a collection of works by Munch (obviously without the Scream), for whom we are not tied to the paint or we neither know of Munch nor expressionism this is a very good opportunity to approach the current and learn more of this Norwegian painter of the late nineteenth century.

Within the exhibition Edvard Munch masterpieces graphic symbolism present us Edvard lifeline, a man who touched his life from an early age suffer loss, death, loneliness and illness. And that could translate their feelings through painting, drawing and engraving polishing his feelings from feelings of psychological knowledge. Well Freud said that the main way to heal a trauma is becoming conscious of what generates it himself and not lie of what you want to do or feel, Munch had that knowledge, knew that her grief was under the influence of love, jealousy and death.

Something that caused me a lot of expectation of the Munch exhibition was to see the way in which his works within certain symbols were repeated, and then I explained that he understood the perfection of his art on repeat, says Roxana Muñoz Romero in the brochure Exposure:

The relentless pursuit to reflect in his works that first impression of feeling, meant to develop different versions of the same piece. For him the issues were not exhausted in a painting, so repetition became an aesthetic principle.

Again the lack of color in the room and the deformation of the figures kept me somewhat stressed as I walked through. Still left with a good impression of the exhibition, hoping to return to the street where the figures were as they should be.

 

 

 

Una respuesta a “Exposición Edvard Munch Palacio de Bellas Artes | Exposition Edvard Munch Palace of Fine Arts

  1. Me tocó hace un año visitar la hermosa ciudad de México, para mi buena suerte ésta exposición estaba a unos pasos, nunca olvidaré cuantas veces una lágrima rodó por mi rostro al observar las pinturas de Munch, la angustia y melancolía que provocan sus bellas pinturas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s